historia de nuestra capilla

Hablar de la historia de nuestra capilla, es volver la vista atrás para apreciar agradecidos, la acción de Dios a través de estos 74 años de existencia.​

La Congregación de Hermanas Mercedarias del Santísimo Sacramento comienza la obra “Misión del Niño Jesús” primer nombre que recibiera la capilla, el 5 de enero de 1945 con la compra de los terrenos, ubicados en Pedro Donoso 325 a la Sra. Rosa Suazo Godoy, por la suma de $30.000 con una cláusula que consta en las escrituras, que la Congregación compradora se obligó “a edificar en los sitios adquiridos una capilla destinada preferentemente a la atención de los niños pobres del barrio”.

Las hermanas Rebeca Andrade, Angelina Reyes y Margarita Salinas en conjunto con las niñas María Adelina Aliaga (Hna. María Elena) y Florentina Morales (Hna. Rosa de Guadalupe), realizaban la  preparación a la primera comunión, el rezo del Mes de María, la Novena del Niño Jesús, celebraciones de Semana Santa,  entre otras en un cuarto de cemento partido que tenía solo una puerta y que los días domingo era utilizado como capilla para la celebración de la Eucaristía por los Sacerdotes Mercedarios; Carlos Oviedo Cavada y Padre Aparicio.

Luego con el entusiasmo de la Hna. Margarita Salinas y Patricia Correa, inician la construcción de la actual Capilla confeccionando con sus propias manos los ladrillos y adobes necesarios. Cabe señalar que muchos vecinos del sector ayudaron en esta construcción siendo la Hna. Margarita Salinas quien dirigiera esta obra ya que no se contaban con los medios económicos para obtener ayuda más especializada.

Para adquirir los materiales necesarios la Hna. Patricia organizaba rifas y ventas de cosas de repostería que las hermanas de la comunidad religiosa preparaban para luego venderlos a las mismas personas que acudían a Misa y a toda labor pastoral que se realizaba.

Vecinos del Sector se sumaron a esta causa organizando diferentes actividades con artistas del momento, con el objetivo de ir mejorando e implementando este lugar sagrado.

Los padres mercedarios apoyaban la labor de las hermanas, especialmente, en ese entonces, el joven sacerdote Carlos Oviedo Cavada (quien llegó a ser Cardenal de la Iglesia de Santiago), celebrando la Eucaristía en la capilla todos los domingos. Él mismo reunía ropa en el Colegio San Pedro Nolasco y la llevaba a los niños los días sábado, cuando realizaba el catecismo.

Años más tarde por la ubicación de la capilla y la gran vida pastoral que tenía gracias al liderazgo de laicos comprometidos, la Parroquia San Alberto asume su atención con la celebración de la Misa los días Domingos y toda celebración en los diferentes tiempos litúrgicos y declarándola como la “Capilla del sector 1” de dicha parroquia.

Durante todos estos años la Capilla está al servicio de la escuela Nuestra Señora de Guadalupe y de la gente del sector, quienes frecuentemente acuden a ella para velar a sus difuntos, celebrar los sacramentos de bautismo, primera Comunión y Matrimonio y participar de la Eucaristía semanalmente, gracias a la atención de los sacerdotes de la Parroquia San Alberto de Sicilia y los Padres Mercedarios.

Hna. Raquel Arenas G. HMSS